PRESENTACIÓN

En esta situación extraordinaria que vivimos desde el pasado mes de marzo, la cultura nos ha acompañado y ha hecho mejor nuestro día a día, se ha situado como algo imprescindible para la vida, y se manifiesta más que nunca como un derecho. Los artistas nos han ofrecido su música desde casa, esperando el momento de volver a un escenario. Las salas de conciertos de pequeño aforo son espacios culturales fundamentales por el crecimiento de los artistas y de sus carreras, una pieza clave del tejido, valiosa pero vulnerable y que hay que potenciar y proteger.

 

Con la crisis sanitaria, las salas de conciertos fueron las primeras a cerrar y serán probablemente de las últimas al abrir. Ante esta situación de riesgo de los espacios musicales de base, nace lo proyecte Sala Barcelona de la mano de la Asociación de Sales de Conciertos de Cataluña en coproducción con el Instituto de Cultura de Barcelona (ICUB).

 

Un ciclo con más de 60 actuaciones en directo al aire libre, con un aforo reducido de máximo 400 personas, que tendrá lugar en el Patio de Armas del Castell de Montjuic. La programación prevista será de jueves a domingo durante los meses de julio y agosto de 2020.

Objetivos de SALA BARCELONA:

1.- Dar visibilidad y apoyo en las salas de pequeño formato (menos de 250 personas) donde nace y late la escena musical de la ciudad, destinando parte de la recaudación del proyecto a aquellos espacios que estén en riesgo de cerrar definitivamente, que la crisis sanitaria no las haga desaparecer, que esta crisis no deje sin escenarios a tantos músicos que los necesitan.

 

2.- Ofrecer al público habitual de las salas de Barcelona la posibilidad de asistir a conciertos, como los que disfrutan habitualmente a las salas que les gustan, con los artistas programados por las salas en un entorno excepcional.

 

3.- Reactivar los conciertos, apoyar y generar actividad entre los agentes más frágiles de la cadena de la música en directo. Volver a programar en julio, cuando las limitaciones a las salas harán todavía inviables muchos conciertos, es reactivar la actividad de los artistas, el personal técnico y auxiliar, los mànagers, las empresas de sonido y luces, los programadores, fotógrafos y todos los profesionales que intervienen en la creación de un concierto.